Restaurante CRB

Rate this post

Las obras de construcción de la Gran Vía cambiaron la ubicación de muchas tiendas, entre ellas esta pastelería que se trasladó de la calle Jacometrezo a la calle Mayor, donde antaño se ubicaba el Café del Comercio y el Café Lisboa.

Restaurante CRB

Su nombre se explica por el origen mallorquín de sus fundadores: Coll, Ripoll y Balaguer. Su producto emblemático más antiguo no era la Napolitana, que hoy conocemos (panes de chocolate o crema), sino la ensaimada, una especialidad mallorquina en forma de brioche redondo, por no hablar del chocolate caliente que les proporcionaba Matías López, que se elaboraba en la cercana calle Montera, y que los clientes saboreaban en el pequeño salón.

Este establecimiento cuenta con dos espacios muy diferenciados, ya que ofrece cafetería-bar y pastelería, además de la venta de embutidos. Sus ensaimadas, napolitanas y trufas son famosas. Su emblema es una bailarina mallorquina que también está impresa en su papel de envolver rosa. ¿Qué madrileña no probó ni una vez sus napolitanas?

Entradas Recomendadas

Deja un comentario